lunes, 17 de agosto de 2009

¿Todo tiempo pasado fue mejor?

¡Y comenzaron las clases!, esta noctambula ya está durmiendo y puede justificar su ausencia debido a una crisis de inspiración. Así es, una crisis de inspiración que recién la animó a postear por estas fechas (siendo este el primer postde agosto). Nunca es tarde para expresarse - así los temas no sean "interesantes" pues no son ni de política ni de historia-, o al menos eso creo.
Como buena cinéfila asistí al festival de cine de Lima y aunque la película que ví no ganó (siempre me pasa, parece que no tengo un buen olfato para las películas ganadoras) puedo decir que permitió ampliar mis gustos en cuanto a comedia. Me hubiera gustado ver más películas pero ante el precio (13 soles estudiante y 20 soles adulto) no me fue posible. Es una lástima pues si realmente se desea que todos puedan tener un igual acceso a películas latinoamericanas se debería bajar un poco los precios, de esa manera uno podría apreciar más cosas, pero así es el sistema. Tendré que darme una vuelta por polvos azules, no me queda otra.
En fin, como dije un nuevo ciclo, más stress, más lecturas, más conflictos existenciales y más necesidad de conseguir un trabajo con una mejor remuneración que permita financiar mis cortos, jeje.
********************************************************************************
Siguiendo con la onda reflexiva de este blog es necesario contar la anécdota (¿?) que le dio el título a este post.

Cada inicio de ciclo es costumbre mía ordenar mis cosas y cachivaches para recibir la papelería del ciclo entrante, es así como encontré una agenda mía (una Pascualina, para variar) del año 2006, el año en que comencé la universidad y en el que comencé a trabajar por primera vez.

Usualmente no leería un diario mío de esa época (llena de ingenuidad y esperanza) pero por estar de buen humor me animé a leer las páginas de las fechas entre agosto y diciembre -como tratando de rememorar qué hice yo por estas épocas hace tres años- es así como un hecho en particular empezó a evocar en mí recuerdos: en aquel ciclo de la universidad un chico con el que compartía una clase comenzó a gustarme. ¡Gran cosa! diría en sarcasmo -y es que suena muy cursi-, pero lo especial aquí es cómo ello empezó afectarme -no uso afectar en el sentido peyorativo-, es muy gracioso pues en esa época yo aún creía en la existencia del príncipe azul y veía al pata tan "perfecto": era guapo, estudioso, carismatico, amable, sencillo, osea yo me babeaba por él y así tenía mi aliciente para no faltar a ninguna clase.
Lo curisoso es que por más que tenía sintomas de todas esas comedias gringas (cuando yo alucinaba sólo proque intercambiábamos un par de palabras o un saludo, o cuando quería hablarle y lo veía al lado de otra chica linda, etc.), no tuvo un final feliz: el ciclo acabó y no lo volví a ver hasta que entré a facultad y bueno, ahora ni lo saludo porque dudo que se recuerde de la chica que le prestó su cuaderno.
La timidez jugó un papel importante, pero vayamos con la cuestión de fondo: leer lo que yo escribía mis ilusiones, mis penas y reflexiones (como siempre, con un buen soundtrack incluido) y ello me ayudó a ver cuánto había cambiado hasta hoy. Es más me ha dado nostalgia por aquel pata, porque por más que no lo conocí a fondo, me gustaba mucho (no mencionará las palabras cursis que puse sobre él en el diario).
Girando un poco el asunto, veo que cuando se recuerdan tiempos pasados (ya sea en política, deportes o música), al gente siempre habla buenas cosas y dice que ahora estamos mal, lo curiosos es que en esa época la gente también se quejaba.
No pretendo insinuar que ahora todo es de maravillas (por supuesto que no), sino que esa nostalgia porque el tiempo que se vivió fue bonito y no es como el de ahora es tan usual que no sé si uno deba aprender a valorar el presente pues en un futuro lo añorarán por ser éste mejor que lo que se viene.
La noctámbula, volvera con más post y mientras tanto tratará de ocultar todos los diarios que haya tenido. Feliz semana.

6 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Hola Sophie Amelie, te escribo por vez primera y espero no incomodarte.
No siempre... todo tiempo pasado fue mejor. Pero siempre... todo tiempo pasado fue distinto.
Cada cosa es importante y valiosa a su debido momento.
De allí el secreto de vivir la vida con intensidad, y saber valorar cada momento de nuestra existencia.
¿Sabes que cosas del pasado se suelen añorar con más nostalgia?... Pues las oportunidades perdidas, las cosas que no hicimos, o lo que dejamos pasar.
Se suele decir: Un consejo hasta de un conejo, y ahí va el mío: ¿Porqué no te acercas a ese flaco y en una le dices: "Hola, disculpa, que acaso tu no eres ...(aquí el nombre del pata)... Yo soy Shopie y estudiamos juntos el primer ciclo y patatín, patatán"...No creo que el pata te niegue su identidad. No te digo que emprendas un romance o algo así. Pero... te juro que vas a buscar una Pascualina de este año y vas a escribir en ella que hoy es un día mejor que el de hace tres años.
Por como escribes se nota que eres muy inteligente y muy capaz, por lo que expresas se nota que eres de buenos sentimientos. Hoy eres tres años mejor de lo que ya eras cuando escribiste aquellas líneas. Hoy tienes más personalidad, más experiencia, mas sapiencia... ¿Qué puedes perder?... Nada. ¿Qué puedes ganar?...Mucho.
"Todo tiempo presente te da la oportunidad de ser mejor"
¡Saludos!

Damian dijo...

ilusionarse es taaaan lindo, mas en la univ, me gusta el nuevo formato de tu blog pense q ya lo habias dejado.
q bueno q lo retomes, siempre es bueno desfogarse escribiendo

Lafrau dijo...

Lo pasado siempre, por más mejor o peor que haya sido, nos dejará una enseñanza y eso es lo que debemos rescatar de la vida.
Besitos.

claudia dijo...

dios! mori con el primer comentario! un buen punto de vista, digno de aplicar eh!x). Yo también recuerdo haber escrito en agendas vivencias y pensamientos del pasado que en su momento eran lo mejor, pero que al leerlos, años más tarde, me dieron risa, verguenza e incluso algo de impotencia por hechos q se pudieron hacer diferentes. Ademas de nostalgia a muchas de las cosas que sucedieron o pudieron suceder. El domingo viendo entre mis cosas encontre una rosa seca (sí, seca,guardarla quizás fue algo cursi je)y no pude evitar sentir nostalgia aunq x la persona que me la regaló ya no sienta lo de antes.

Lemon Guy dijo...

El asunto es muy relativo diria q si y no, obvio q uno cambia y hay cosas q da roche recordar. Pero la ingenuidad con la q nos enfrentabamos al mundo n aquellas epocas es algo q a veces se extraña.

Gitanilla * dijo...

uy ...recuerdos y recuerdos, en cuadernos en mails en cartas en regalos ..vivo rodeadas de recuerdos que en su momento fueron lo mejor para mi.....

creo q lo q mas me gusto fueron 2 pedazos de papelitos donde me escribio ....hace mucho mucho tiempo...papelitos arrancados de cuaderno, escrito a lapiz y algo arrugado pero q el contenido superaba todo...en fin...quizas si..todo tiempo pasado fue mejor

en fin....a vivir !!!!!!!!!!!!!! alegre =)

muy buen post linda =)