lunes, 2 de marzo de 2009

AQUELLOS ROMANCES QUE TE PUEDEN VOLVER DIABÉTICO


Se acabó febrero (yeeeh!) y se aproximan las clases en la universidad, es por ello que como la aguafiestas que siempre soy me animo a despedirme del dizque mes del amor con una buena reflexión.
Increíble lo que puede surgir luego de una larga conversación con amiga(o)s. Sabiendo que buscas ordenar tus ideas para un nuevo post colaboran con sus anécdotas y experiencias, brindándote buen material en el cual pensar.
De esa manera entre chiste y chiste, la amena conversa con Judith y Claudia se convirtió en un punto de raje sobre los amores no aptos para diabéticos. ¿Y qué es eso?
“Qué esperas para conservar a tu chico, endúlsalo” mencionan algunas revistas de mujeres y no precisamente aluden a postres.
Es comprensible que cuando estás enamorada, ilusionada –en conclusión sientes amor correspondido por alguien- puedes llegar a un estado en el que quieres compartir tu felicidad con todos, demostrar tu alegría a TODO el mundo, querer que el resto te envidie por el “galanazo” que tienes junto a ti. En esos extremos cualquier cosa puede pasar y allí está el público para apreciar el espectáculo.
El siempre indiscreto Hi5 me permitió acceder al perfil del amigo de una amiga, felizmente comprometido con una dama que por lo visto –leído- lo adora. Ahora que lo pienso, adorar es poco comparado con lo que escribe. Ante cada foto, hay un testimonial y ante cada respuesta una nueva dedicatoria, no hay pare en esta emoción. Acá les muestro algunos párrafos que lo pueden testificar. Uno de los comentarios que me llama la atención es este:


“tres.90.cuarto de. te amo.
siempre como siempre
mi medio limon
mi anticucho
mi click
mi romanticon
mi mero macho ja. y asi mas y mas!”

Aparte de ser una gran seguidora de Tula (¡qué rayos es eso de “mi” click!) y usar una vez mas la tan manoseada palabra amor, nuestra “amiga” también es poeta, en serio.

“arcoiris! simple te amo y
mas cuando escribes en mi libro para colorear
mientras duermo!
te adoro mi amoool
te amo! cuanto? CUANTO”

¿Lo creen?, yo si:

“ple cio oso! Te amo mi amooool! Te leo los ojos y la mano!
Eres tú hoy. Te amo.”


¿Aún no se les sube el azúcar?, uno más para el recuerdo:

“sisi eres todo lo que necesitoo te amooo!
te adoro mi amool!,
quiero ver zig zags espirales contigo
solo tiempo! te amo siempre como siempre!”

Otro más:

“tambien queria saludarte por aca.
UN TERCIO CUATRO! muchos dias
y noches te adoro mi amol bonito”

No quiero dar la imagen de envidiosa o burlona, supongo que es agradable vivir en un lugar de paz en vez de odio pero, hechos como éstos me hacen reflexionar acerca de esas relaciones que son tan pero tan apasionadas en todo momento que se convierten en un peligro. ¿Será?
De seguro alguna vez se han topado con esas parejitas que sólo se despegan para ir al baño o esas que agarran en todos sitios, incluyendo el micro -a vista y paciencia del público-. Y nosotros los espectadores, los que los miran con ternura, los que los creen exagerados, los que cada vez que se topan con ellos desean echarles agua helada para que se les pase la calentura, los que los esquivan porque les hacen recordar su soledad, los que cambian de camino o voltean la cara.
Hay de todo y para todos, me acuerdo de una pareja de amigos que eran tan unidos que cuando el novio estaba en compañía de su chica –osea toodo el tiempo- no podía saludar a sus amigas mujeres. El único momento en que se separaban era para ir al baño, estaban llevando todos los cursos juntos -¿no necesitarían un respiro?-. Les pusieron de apodo “el chico y su tumor” pues a la mayoría no les caía la novia. Supe que se distanciaron un tiempo, hasta que cuando los volví a ver estaban más unidos que nunca pero ya no juntos todo el rato, ahora se daban su espacio.
¿Funcionará ese amor apasionado que te convierte en dependiente e inseparable de tu pareja? ¿Tanto amor, tanto dulce, tantos mimos te pueden volver diabético y forzarte a dosificar la ración antes de que te de arritmia o se te suba la presión? o ¿Cuánto más mejor?
Lo dejo a su criterio, al menos en cuestiones alimenticias me repiten: “de lo bueno poco, antes de que te engorde”.

Solo queda corear una canción de Madonna:
“Borderline, feels like I’m going to loose my mind, You just keep on pushing my love over the borderline”


9 comentarios:

Persefone dijo...

Efectivamente Vanessa hay amores que realmente te pueden volver diabético, los he visto con mis propios ojos y alguna vez creo ronde los límites y fui alcanzada x la diabetes jajaja!!! hay q tener cuidado con la expresiones excesivas de afecto y más aún en internet como los coments q muestras...pobre hombre lo compadesco...una cosa es ser romantico, otra es ser cursi, y otra es se guachafa(o)...ja!

Cristina G. dijo...

A mi me sofoca cuando son demasiado pegajosos, es decir, me aburre cuando son todos extra cariñosos :P yo lo soy ya? pero nunca tanto, no soy de las q anda dejando a cada rato msjitos en el hi5 ni fb, no sería yo si lo hago jijiji
chévere el post, mujer!!

besazooo

clau dijo...

muy bueno el post, y en vdd se me subió el azúcr ja!sobre todo cundo los lei x primer vez. Creo q todos cuando estmos cn alguien somos bstant criñosos, demasiado en alguns ocsiones, pero al mnos n mi kso no las puse n el hi5. Otro ejemplo de mor pegjoso es el q teniamos n l salon, recuerdas la preja q paraba agrrando en los breaks, n la clase e incluso cuando exponian?...Eran una bonita parej pero ya exgerbn, mi precer en ls muestrs d afecto. En fin, es dificil sber lo q puedes llegar a decir o hacer cuando te enamoras- una se da cuenta cuando lee lo q puso algun vez sobre un amor pasado, m pso hc unos dis mientrs limpib mi cajon ^^ roxe!ja!

brendix dijo...

Pues si se me subio el azúcar un poquito, pero la vdd es q no entendi algunas frases de la chica ..en fin creo q ese tipo de amores nos tocarán en algún momento , pero mientras lleguen no soporto ver tanta parejita llena de melcocha...mas que envidia da cosas...!!!! jajaj besos!!

Persefone dijo...

see recuerdo aquella pareja q agarraba a cada rato jejeje see eso era un exceso clarisimo, pero tambien es cierto q a todos nos llega en algun momento pero cuando las expresiones de afecto son en público hay q tener mayor cuidado, creo sho, pero tambien por otro lado esta el q lo permite no? como el caso q muestras ja!.....cuanta melcocha...insisto pobre hombre! ja!

NATA *** dijo...

clemencia x favor!!!!! XD
mi mero macho?! mi click?! por Dios... el mundo se va por el desague XD (el hi5 y el facebook = la intimidad como espectaculo)

bueno... io tmb fui media diabetica x eso... pero al final del dia, me comen por el cerebro XD

Pervertido textual dijo...

Uhmmm a mio me gustan las mujeres que parecen niñas pero que a la vez irradian sensualidad y sexualidad. Las melosas Nooooo!

Elisa dijo...

el título de que hay amores que te pueden volver diabétios esta muy bueno y es muy cierto... amores que te pueden provocar diabetes o un síncope.. amores
un abrazo

Cristy dijo...

Cuando quieres a alguien sólo quieres estar a su lado, pero debes tener ratos para hacerte extrañar xD