jueves, 12 de marzo de 2009

¿BUENOS VECINOS?

Siendo ya altas horas de la noche, esta noctámbula se sienta a escribir sabiendo que aun le falta un monton para que su blog pueda alcanzar el título de joya. Mañana debo trabajar temprano y lo ideal seria echarme a descansar pero qué mas da cuando aparte de no tener sueño hay muchas molestias que impiden a uno descansar.

A pesar de que tampoco vivo en una zona ultraresidencial, siempre me jacte de estar en un lugar tranquilo, donde los niños jugaban y los ancianos cuidaban sus pastitos, pues bien, la imagen sigue siendo la misma, solo que con muchos cambios alrededor Mío, Para Mal.

Acorralada con evangelistas al frente, un jardin de niños al costado y un rockero estrafalario al otro, es muy dificil no dedicarle un post a esto.

CASO 1: ¨Los Adonay Adonay¨
La casa al frente de la mía pertenecia a un vecino amigo de mi papa que solia prestarle buenas peliculas, de alli muchos años, lastimosamente el hombre encontró un mejor lugar para vivir y se mudó a mejor zona. Desde allí desfilaron por la casa miles de inquilinos, de todos los tamaños y tipos, no era mucha molestia hasta que hace unos dos años un gordito llegó con su esposa a la zona y alquilo la casa. Todo tranquilo hasta que comenzaron las oraciones y plegarias.
Con un pésimo sonido de organo -tratando de imitar algunos huaynitos conocidos- los llantos y súplicas al ¨señor todopoderoso¨ impidieron que la vecina pudiera dormir, que yo pudiera estudiar para mis examenes y que el bebe de al lado conciliara el sueño. En ese momento nadie sabia la avalancha de cosas que estaban por venir.
Los rezos pocos convencionales con lloriqueos, griterios, dizque milagros y musica mal hecha serian poco comparado a lo que un dia hicieron: armar un toldo en medio de la pista para una celebracion, AL FRENTE DE MI CASA!. Ni las llamadas al serenazgo calmaron las cosas, al final pararon en la madrugada.
Pensando que la renta los haria irse, los animos no caldearon. Ahora la casa está comprada y es oficialmente una iglesia llamada ¨Fuego y Poder de Dios¨, con el nombre lo dicen todo.

CASO 2: Rompe la Piñata
Un jardin de niños no es mucha molestia en un inicio, funciona de día, cuando nadie esta en casa para escuchar los chillidos de los critters peleándose por un poco de plastilina. Lo molesto es cuando hacen la actuaciones del día de la madre, del día del padre, de inicio de clases, de fin de clases, de medio año, etc, etc, etc.
La Yolas Polastri actuales quedan chicas para manejar a semejante masa de chibolos en pleno griterío y que son mas adelantados para mirarlas en sus putishorts. En fin, nuevamente las cancioncitas con organo mal tocadas y las afinadas voces de las animadoras. Lo rescatable de la molestia es que los ñañitos hacen tutu meme temprano y con ello a las 7 de la noche acabo el show.

CASO 3: Sucesor de Marilyn Manson perdido en la zona
Como si no fuera suficiente por los otros costados, hace un par de meses llego de dudosa procedencia un vecinito cuyo pasatiempo es practicar con la guitarra eléctrica. El aprendiz de rockero no se si se alucinará Bryan May, el guitarrista de Van Halen o Slash de Guns and Roses pero la cuestión es que toca HORRIBLE. Las madrugadas son sus horas preferidas para tocar, claro si es que no está escuchando esa música que -por más amante del rock que yo sea- revientan mis oídos y me alteran el ánimo. Los olores extraños son poco, comparado con los alaridos que suelta en su momento de mayor éxtasis con la música. Cero beneficios, mucho dolor de cabeza y la necesidad de usar audifonos para ver mis programas favoritos o escuchar musica para contrarrestar la bulla.

Los lectores se preguntarán ¿Y serenazgo? ¿Por qué los vecinos no arman una queja? y yo les respondo: Porque estamos en Perulandia, donde la burocracia no sirve para esas cosas, en donde ciertas alcaldesas no se preocupan por su distrito mas que para cobrar arbitrios y el serenzgo sólo para la foto. Un lugar en donde los vecinos no se unen y son temerosos creyendo que cualquiera puede pisotear su derecho a la tranquilidad. Granujas asi siempre hay la cuestión es: ¿que les impide no hacerlo?

No, mudarme no es una opcion, le he agarrado demasiado cariño a esa casa como para mudarme por gente asi, ¿que me queda? quejarme en el blog..

Eso es todo por hoy estimados lectores, la noctámbula se va a dormir...






2 comentarios:

Cristina G. dijo...

lo único d lo q me puedo kejar de vivir cerquísima de un supermercado es que los desgraciados camioneros hacen una bulla increíble tempraniiito, plan de 5 am, y a mi al menos me despiertan y me kitan el sueño..
ayyy..pero qué chistoso! tienes una variedad inédita d vecinos :P
jaaaaaaa

un besote,
Cris

Elisa dijo...

buenisimo, me encanto como describiste todo.. yo tengo una iglesia al lado de casa y todos tiene mucha plata! debe de haber una mina de oro ahi adentro!
un beso